Envío gratis a partir de 50€

Consejo para tus joyas

Conservación de las joyas

Todos los artículos de Usaya han sido tratados con una técnica que ayuda a prevenir la pérdida de brillo, pero aún y así es importante que sigas las instrucciones de cuidado que sugerimos. Tus joyas pueden perder el brillo con el tiempo, pero no te preocupes ya que la pérdida de brillo o deslustre es un proceso natural que puede ser lavado.

 

Limpieza de tus joyas

Las dos maneras más fáciles de limpiar la plata que os recomendamos son:

  • Con agua y jabón: Pon tus joyas en un recipiente con agua muy caliente e incluso con agua hirviendo, añade un poco de jabón de lavar las manos y deja tus joyas en el interior durante 10 minutos. Una vez las saques, frótalas con un trapo de algodón (también sirve la toallita de limpiar tus gafas) y finalmente sécalas con una bayeta. También en muchas droguerías venden gamuzas especiales para limpiar plata.
  • Otra opción muy recomendable es el uso de un producto especial para la limpieza de Plata que se llama Sidol Aladdin (algodón mágico) que se vende en los supermercados. Además, es muy económico y práctico. Deberás coger un trozo del algodón de este producto y frotar tus joyas de plata (en caso de que la joya tenga piedra se recomienda que el producto no toque la piedra, ya que es posible que la pueda dañar). Una vez hayas frotado con el algodón de Sidol Aladdin, frota la joya con papel higiénico para retirar el producto. Finalmente, limpia la joya con agua y jabón y sécala con una bayeta.

Cómo organizar tus joyas

Para evitar que se rayen los colgantes, que se enreden tus cadenas o que las joyas se ensucien con rapidez es imprescindible una correcta organización de nuestro joyero.

Si quieres que tus joyas duren perfectas muchos años solo tienes que acostumbrarte a guardarlas correctamente. A continuación te damos algunos consejos para organizar tus joyas:

  • Cerrar las cadenas: Cerrando cadenas, tanto de collares como pulseras, evitarás que se formen nudos o se enreden con otras joyas.
  • Anillos separados: Los anillos con piedras o figuras tienden a estropearse cuando se juntan con otros anillos. Lo mejor para que estén perfectos es que los dispongas en un joyero especial para anillos o en su cajita de Usaya.
  • Pendientes con sus roscas: Es habitual perder las roscas de los pendientes. Para evitarlo, nunca dejes los pendientes sueltos. Además, utilizar una rosca que no se corresponda puede ocasionar la pérdida de tu pendiente.
  • Lejos de lugares húmedos: No solo es importante el lugar en el que guardas las joyas, también donde coloques el joyero. Los lugares húmedos dañan considerablemente las joyas, por lo que te recomendamos mantener tus joyas en lugares secos y sin cambios bruscos de temperatura.

Cómo guardar tus joyas

Tus joyas deben guardarse siempre lejos de cualquier exposición a la luz solar y lejos de sitios cálidos, idealmente en un joyero acolchado o en una bolsa resistente al deslustre. También se pueden guardar en bolsitas individuales de plástico (polietileno) con cierre hermético. Nunca uses recipientes de goma, ya que generarán un deslustre acelerado de las piezas y probablemente harán que estas se ennegrezcan. En el caso de las no bañadas, se limpiarán y quedarán como el primer día. Y, recuerda: Bajo ningún concepto guardes tus joyas de plata de ley en sitios húmedos.